Tiempos de Guerra

Share Button

Por: Chano Rangel

La rebelión de los leales y los no tanto.
Pareciera ser la puesta en escena de un circo romano, no hubo necesidad de enviar mensajes a la directiva estatal del partido tricolor, fueron muy directos, la veintena de consejeros, a quienes se les cedió la palabra. Nomas falto el grito de lárguense.
La selectividad de las invitaciones dejo molestos a la mayoría de los consejeros estatales, que por supuesto fueron excluidos de la reunión de trabajo, a donde solo fueron llamados los consejeros nacionales, y con este acto quedaron fuera de al reunión, ex alcaldes, ex diputados federales y ex legisladores locales, además ya ni se diga de seccionales y militantes partidistas, esos ni si quiera por WhatsApp, les avisaron de la reunión.
En entrevista de radio el líder del movimiento territorial, argumento que lo que se necesita es un cambio total, del comité directivo estatal, hecho que fue replicado en la reunión corta, que sostuvieron con representantes del CEN en ciudad Victoria el día de ayer. Y no solo eso, moción que fue secundada, como ya lo anotamos, por la mayoría de los asistentes.
Pero porque excluir, cuando el priismo necesita de unidad, de lealtad, como la de Javier Villarreal, que un día firma con MORENA y al siguiente asiste como consejero nacional, hágame el favor. Y con eso queda claro las lealtades del mantense.
Los discursos fueron directos, como si se hubieran puesto de acuerdo, los consejeros, priistas se dieron rienda suelta y pidieron que cayeran cabezas y rodaran las que tuvieran que irse, no hubo tapujos, mucho menos pelos en la lengua, donde la líder estatal, sin hacer mutis aguanto vara y escucho los reclamos.
Pareciera ser, que solo hay un culpable de los priistas en Tamaulipas, y ese nombre es Aida Zulema Flores Peña, aunque esta sea la menos culpable de lo que acontece en la política interna del priismo en la entidad.
Consejeros estatales, y algunos lideres naturales del partido, se quejaron de no ser invitados a la reunión, con los representantes del CEN, y argumentan que el priismo vive un momento difícil, y lo menos que se puede hacer es ser excluyente.
Si fue o no fue excluyente, eso lo sabremos mañana, porque maña se reúne el consejo político de los tricolores en pleno, y saldrán pelos y no es peluquería. Al tiempo.
De aquello y lo demás…
Mientras eso pasa, en Matamoros, quedo claro, que la noticia a través de un portal de internet de los gastos de sub-tesorero, fue de “mala leche” donde el citado portal daba conocer un factura superior a los 49 mil pesos, sin embargo al investigar, nos dimos cuenta que, la factura era de 493 pesos, y por consiguiente fue alterada.
Estamos de acuerdo en la critica, en el análisis, siempre y cuando este tenga sustento y fuentes fidedignas, y no con mentiras, mucho menos usando la calumnia para el desprestigio.
Con hechos como este, los lectores y radio escuchas, miden a todos con el mismo racero, y eso tampoco es valido, la profesión del periodismo es loable y su misión es informar, analizar, pero nunca el desprestigio.
Peor ya una vez aclarado el tema; mucho se tendrá que concietizar a quien ejercemos esta profesión, de las fuentes de información, derecho que todos tenemos de proteger.

chanorangel@live.com.mx

Share Button