Yahleel Abdala y sus promesas incumplidas

Share Button

Es una lástima que haya políticos que prometen y prometen para llegar a los cargos y nada más llegan y se les olvidan las promesas que hicieron en campaña. Para ello hay una analogía muy cierta pero muy corriente, razón por la que prefiero omitirla en esta colaboración.

El caso es que hace un par de días me tocó presenciar una alocución por Facebook live que encabezó Yahleel Abdalá Carmona, diputada federal priísta por el Primer Distrito Electoral con cabecera en Nuevo Laredo, Tamaulipas. Y ahí, se refería precisamente a una vieja promesa de campaña hecha por ella misma, que después, durante los casi tres años que duró su encargo en el Congreso de la Unión y ya para terminar, siempre hubo pretextos, siempre declaraba que “ya mero saldrá la iniciativa que permitirá a los tamaulipecos de la frontera legalizar de forma accesible los autos chocolates”.

Desde 2015, los galoneados boletines de prensa y las declaraciones espectaculares de la legisladora, aseguraban que “en el próximo periodo ordinario, la Cámara de Diputados dictaminará la iniciativa que propone abaratar los aranceles de cobro para la importación de vehículos usados”. Porque se debe de reconocer la capacidad de Yahleel para el verbo, para el rollo, para hablar. Pero como del dicho al hecho hay mucho trecho, de acciones nomás nada.

Y siempre como pretexto para no cumplir, Yahleel aseguraba que la iniciativa, está “atorada” en la Comisión de Hacienda “que preside el Partido Acción Nacional”, partido al que Yahleel acusó una vez y otra vez y otra vez de no aprobar esta inciativa porque simplemente “no le entienden al tema, y desconocen la situación que se vive en la frontera”.

Y en ese entonces, Yahleel ratificaba que “nosotros estamos luchando por el ciudadano de frontera, en México encontramos una gran resistencia porque dicen que son competencia desleal ante las agencias de vehículos, somos dos mercados totalmente diferentes y además que no estamos buscando precisamente la nacionalizada”.

La diputada federal neolaredense ha explicado a lo largo de los casi tres años que ha durado su gestión legisativa, que “su iniciativa” plantea un cambio en las tasas impositivas para la frontera, con un programa general del uno por ciento de arancel para todos los vehículos importados que utilicen placas fronterizas. Actualmente -decía la neolaredense- solo gozan de este beneficio, las unidades de modelo 2008 al 2012 y la mayoría de los carros que están en la frontera son de modelos más antiguos, lo que incrementa el arancel, de manera que perjudica a la gran mayoría de las familias fronterizas.

Desde 2016, Yahleel aseguraba que “la normatividad de Hacienda en este momento lesiona a mucha gente, porque no solamente se perjudicó el mercado de importación de automóviles, sino también a los vendedores de seguros, mecánicos, talleres de enderezado y pintura y demás. Pero vamos a seguir presionando, para que ojalá se pueda dar el programa de regularización”. Casi termina ya esta legislatura y dicho programa nomás no salió, a pesar de las presiones de la legisladora tamaulipeca.

Pues en el Facebook live de esta semana, Yahleel manejó los mismos argumentos, que, a su paso por el Congreso, cuando no logró resolver el tema de los coches chocolates, y como dijo Don Teofilito, en el corto plazo que le queda como legisladora federal, simplemente no va a pasar nada nuevo. Yahleel, a su paso por el Congreso de la Unión, lo único que hizo bueno fue cobrar su jugosa dieta, sus beneficios y su bono de marcha que próximamente incrementará su cuenta bancaria. Y ya. Nada más. Literalmente, la neolaredense no hizo absolutamente nada más. Y con todo y este mal antecedente de su paso como servidora pública, se atrevió a ser candidata a Senadora del PRI en la elección que recién terminó y por ello le fue como le fue.

¿Y entonces? ¿Por qué la prisa y el pronto por retomar el tema? Muy sencillo. Para ocupar espacios en víspera de la próxima renovación del PRI en Tamaulipas o empezar a labrar con mira a la candidatura a diputada local para el próximo año, lo que estará más que imposible para ella y para el PRI. Dijo Yahleel que un funcionario de Tamaulipas señaló, en una declaración ofrecida a los medios de comunicación, que el gobierno del Estado mantendrá de manera permanente los operativos para detectar unidades de procedencia ilegal, para su decomiso. Cabe mencionar que esta supuesta nota es lo que en periodismo se le llama borrego: no existió, fue una volada o un actual fake news. Pero para Yahleel fue suficiente para desenvainar la espada.

Aquí es donde Yahleel Abdala Carmona vio la oportunidad de salir a territorio, por llamarlo de alguna manera, buscando sólo ella sabe qué, y “recordó” a los tamaulipecos de la frontera que tengan vehículos chocolate que “la única autoridad facultada para decomisar vehículos americanos es el SAT, pero que dado que firmó un convenio de colaboración con el Estado de Tamaulipas, ellos también pueden decomisar los automóviles, pero que aún así no pueden detenerlos si está dentro del límite fronterizo y para poder hacerlo deberán traer una orden escrita de decomiso con las especificaciones particulares del vehículo”. Yahleel se puso a las órdenes del respetable, les dio su número de teléfono, el cual por cierto casi ni contesta, y aprovecho para hacer política.

Lo que queda claro es que Yahleel no cumplió el único compromiso fuerte que adquirió con la sociedad a la que dijo representar en el Congreso de la Unión. Y entonces, tras el “supuesto” anuncio de los decomisos por parte del estado, y como a falta de pan tortillas, Yahleel aprovechó la oportunidad de la fake news para no perder el poco espacio político que le quedó después de la pasada campaña y, desde ahí parapetarse, para aprovechar los últimos cinco minutos de fama que le quedan para taparle el ojo al macho, y distraer la atención de lo que debió resolver como Diputada Federal y que, tristemente, no tuvo la capacidad para hacerlo.

Reitero, no se si Yahleel quiera buscar la dirigencia del PRI en Tamaulipas o buscar una candidatura a diputada local para la elección del próximo 2019, pero lo que debe quedar claro y que sus electores deben evaluar, es lo que hizo o no como legisladora federal, porque ya no debemos contratar a quienes han vivido a cuerpo de rey de los recursos públicos, mientras que los resultados para el ciudadano son prácticamente nulos. ¿No creé?

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónicohipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

Share Button