Tamaulipas, preparado para los nuevos tiempos: Cabeza de Vaca

Share Button

El próximo gobierno federal que habrá de encabezar Andrés Manuel López Obrador, anunció, a través del futuro canciller, Marcelo Ebrard Casaubón, que a partir del próximo primero de enero del 2019 entrará en vigor una zona franca en la frontera norte del país, en la que se aplicaría la mitad del Impuesto al Valor Agregado de un 16%, es decir un ocho por ciento. En esa franja de los 30 kilómetros de la frontera, están ciudades como Tijuana, Mexicali, Ciudad Juárez y Reynosa, que entrarían en esta franja que tendrá un IVA diferenciado.

Además, en esta zona franca o libre para la frontera con Estados Unidos, donde se reduciría el Impuesto Sobre la Renta a 20 por ciento, disminuirán los impuestos en gasolina, diésel y electricidad para igualar tarifas con Estados Unidos; además de aumentar al doble el salario mínimo a los que vivan en esta zona fronteriza y las aduanas se moverían de 20 a 30 kilómetros hacía el sur de la franja referida.

El objetivo de Andrés Manuel López Obrador es el establecimiento de una nueva relación bilateral donde se avance integralmente en áreas de comercio, migración, desarrollo y seguridad, promoción de la inversión, el desarrollo productivo y tecnológico, así como la creación de empleos.

Así se lo explico el virtual presidente electo de México al propio mandatario norteamericano, Donald Trump, en la carta en donde le propone una nueva etapa en la relación bilateral, que le hizo llegar a través de Mike Pompeo, el pasado 22 de julio. En la misiva, López Obrador le propone que en estas ciudades fronterizas de México “se aplicará la misma tasa impositiva que en el lado estadounidense; es decir, en California cobran 8.5%; en Arizona, 8.2; en Nuevo México, 7.5; y en la frontera con Texas, 8.2%; se reducirían Impuestos Especiales a la Producción y Servidos (IEPS) para establecer tarifas y precios de gasolina, diésel y electricidad igual a los de Estados Unidos; desde el 1 de enero de 2019, en toda la zona libre de la franja fronteriza, se aumentará el salario mínimo a cuando menos el doble de lo estipulado en la actualidad”.

Y reitera: “Se trata de un asunto de justicia y sin riesgo de inflación porque habrá, como lo hemos dicho, reducción e impuestos y de precios de energía, de tal manera que, al subir el salario y bajar otros precios, el nivel general de precios quedaría igual o, incluso, podría bajar; en todas las ciudades de esta zona libre fronteriza se llevará a cabo un plan de desarrollo urbano integral que incluirá el ordenamiento del uso del suelo, la introducción de agua potable, drenaje, pavimentación de calles, construcción de vivienda, guarderías, unidades deportivas, espacios culturales, escuelas, hospitales y otras obras y servicios”.

Me parece que esa transformación de la frontera mexicana habrá de traer grandes beneficios para nuestro país, porque no podemos olvidar que la zona norte fronteriza tiene grandes fortalezas naturales con el mercado norteamericano, por su movilidad y nivel de de ingreso. Esta zona franca habrá de Involucrar a los cuatro estados del sur de los Estados Unidos, California, Arizona, Nuevo México y Texas con los seis estados del norte mexicano, Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Pero, de estos seis estados mexicanos, Tamaulipas sería, sin duda, uno de las entidades más beneficiadas: tan sólo nuestro estado cuenta con 17 de los 34 cruces internacionales, lo que representa la mitad. Un dato que me parece revelador del futuro que le espera a Tamaulipas con esta nueva estrategia de la relación bilateral.

No podemos olvidar que el México contemporaneo ha logrado posicionarse como una de las principales potencias exportadoras. Actualmente, el país es el décimo sexto exportador a nivel mundial y líder de América Latina, con un acceso a más de mil millones de consumidores y a un 60% del PIB mundial, a través de una red de tratados de libre comercio y acuerdos comerciales con 45 países. Entre estos, destaca el Tratado de Libre Comercio de América del Norte que entró en vigor en 1994 y marcó un punto de inflexión no solo para las exportaciones, sino para los flujos de inversión y desarrollo industrial del país.

Derivado de ello, entre 1993 y 2014, las exportaciones nacionales crecieron 665%, de 51 mil 886 a 397 mil 129 millones de dólares, convirtiéndose México en el principal exportador de Latinoamérica. Las exportaciones manufactureras representan ya el 85% del total, creciendo a un ritmo medio anual de 10.5% desde la entrada en vigor del TLCAN, superior al ritmo del 8.5% de las petroleras.

Así lo entiende el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, quien viene impulsando acciones para aprovechar esta nueva circunstancia de tierras tamaulipecas. Como ejemplo, ya puso en marcha la ampliación a cinco carriles del acceso al Puente Internacional “Comercio Mundial” Nuevo Laredo III, con lo que se pretende agilizar el tránsito vehicular en la principal aduana del país, que se ubica entre Texas y Tamaulipas, para disminuir los tiempos de espera e impulsar la competitividad y el comercio exterior, entre ambas economías.

 

Asimismo, el mandatario tamaulipeco impulsó la Agencia Estatal de Energía que busca que los tamaulipecos puedan recibir el máximo beneficio de todo potencial de desarrollo generado por la Reforma Energética. Entre sus funciones está la implementación y seguimiento de la Agencia Nacional de Energía, además de tener coordinarse con dependencias y entidades estatales, así como el enlace con los actores internacionales, nacional, regional y municipal.

Tamaulipas es uno de los estados que más aportan energía convencional para el desarrollo económico del país. Cuenta con un gran potencial para el desarrollo de energías renovables y el aprovechamiento de yacimientos no convencionales. En territorio tamaulipeco se encuentran dos grandes activos para la exploración y explotación de hidrocarburos: el Activo Integral Burgos y el Activo de Producción Poza Rica-Altamira. En números, de los 52.6 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente estimados por Petróleos Mexicanos como recursos prospectivos convencionales, 63.3% se encuentra en provincias petroleras que tienen que ver con Tamaulipas.

Durante el presente año, Tamaulipas generará el 20 por ciento de la energía eólica del país y se proyecta que este nivel aumente a 35 por ciento en los siguientes seis años. Con este desempeño, Tamaulipas está entre los estados que lideran la generación eólica en el país. Asimismo, Tamaulipas exportará energía eólica a todo el país y el parque eólico Tres Mesas, en el que se han invertido más de 125 millones de dólares, ya ha generado más de mil empleos directos. De ese tamaño son los logros de Tamaulipas.

Al poner en marcha la Expo Internacional EnerTam 2018, en Tampico, el gobernador del estado, Francisco Javier García Cabeza de Vaca aseguró qué con sus 370 kilómetros de frontera y 400 kilómetros de litoral, el estado de Tamaulipas está llamado a ser el nicho energético a nivel mundial.

Sin duda que la gran pregunta que todos nos hacemos es si estamos listos para este proyecto de la Zona Libre de la frontera, la respuesta es si, por supuesto que si. Falta por avanzar, si, y faltan acciones por emprender, también. Pero con la decisión del mandatario de Tamaulipas y la voluntad política, y las herramientas y mecanismos jurídicos, podemos iniciar la transformación, aunque en el camino será necesario hacer ajustes. Tamaulipas, pues, está preparado para los nuevos tiempos.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónicohipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

Share Button