Estudian el ADN de parásitos que afectan especies acuáticas

Share Button
  • En investigación de la UAT.

Cd. Victoria, Tam.

A través del proyecto “Metazoarios parásitos de peces de Tamaulipas”, especialistas han logrado aislar y caracterizar el ADN de parásitos presentes en algunas especies acuáticas de la entidad.

Los resultados serán incorporados como conocimiento básico nuevo a la base de datos internacional GenBank del National Institutes of Health (NIH) de Estados Unidos, informó la titular del proyecto Dra. Lorena Garrido Olvera, investigadora del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la Universidad Autónoma de Tamaulipas.

Comentó que el propósito de la investigación era en un inicio obtener peces y ver qué parásitos los estaban afectando, para lo cual, revisaron 30 especies de las diferentes cuencas hidrológicas del estado.

“He encontrado ya diferentes parásitos, en un proyecto previo había reconocido a dos especies en la guabina y la guapota (un nematodo y un trematodo) que son especies nativas del estado. En esta investigación encontré un nematodo que se llama Strongyloides”.

“También encontramos un cestodo que es del orden trypanorhyncha. Pero aquí lo más importante en esta segunda etapa, es que nosotros ya obtuvimos ADN de cada uno de esos parásitos, y ese ADN está conformado por diferentes genes, el que nos interesa es el “28S”, porque permite su identificación taxonómica, y califica para un RNA ribosomal”.

“Y una vez que se obtiene el ADN y se secuencia, podemos tener caracterizado ese fragmento de ADN y someterlo a una base de datos internacional, una de las más conocidas es la de GenBank, que es la base de datos de secuencias genéticas del NIH”, indicó.

Explicó que el proceso fue obtener el gen de los parásitos y estudiar la secuencia, “estamos en la etapa de incorporar toda la información a la base de datos GenBank, y con esa información ya incorporada, cualquier investigador, llámese taxónomo, incluso investigadores del área de la salud, pueden hacer identificaciones rápidas”.

Refirió que la aportación de conocimiento básico a la salud de este proyecto es importante, pues con la incorporación de información del ADN del gen de los parásitos, otros especialistas podrán realizar estudios posteriores.

“Quizás alguien en otra parte del país encuentra un parásito en un pez y quiere saber de qué especie se trata, podría obtener el ADN y caracterizar ese gen molecularmente y decir se parece a esta otra especie”.

“Entonces no he encontrado una nueva especie, solamente he reconocido que esta especie está ampliamente distribuida en todo el país, y entonces son varias las aplicaciones que podemos tener, con esta parte de la biología molecular”, puntualizó.

Share Button