Tiempos de Guerra

Share Button

Por: Chano Rangel

¡ Confianza, lealtad y necesidad !

Muchos políticos de cepa, cuestionan la migración de priistas y algunos panistas a MORENA,  los que se quedan los acusan de traidores, los que se fueron de acusan a los que se quedaron, de perdedores. La derrota del PRI en México no es para menos. La confianza se perdió en los gobernantes desde las alcaldías, diputación, senadurías y la misma presidencia de la republica.

Ejemplo claro, esta en Tamaulipas, donde en la heroica Matamoros, Chuchin, perdió de manera contundente con Mario “La Borrega” López, quien también supero al tristemente carismático Carlos García. Los vallehermosenses también se cansaron de Daniel Torres, quien perdió de manera apabullante con el candidato panista Aldape. El hartazgo fue evidente y la derrota contundente.

También ser rijoso no deja nada bueno, en tiempos de la redes sociales, de los robots y de los troll, la redes pueden mentir con mucha facilidad, y la aparente ventaja insuperable de Juan Diego Guajardo en Río Bravo, dio al traste con el resultado.

La necesidad de cambio, fue más fuerte que las lealtades, la confianza en un gobierno estuvo casi todo el sexenio por los suelos, el regreso del PRI en 2012, fue solo para terminar la tumba y escribir el epitafio, y eso hace recordar al los dichos populares “el enfermo se mejoro, para morirse” y así parece estar ocurriendo.

En todo esta fiesta morenista, ahora resulta que no fue una catástrofe, que el dólar no se disparo hacia arriba, que tampoco el caos llego y, que México, esta muy lejos de ser la próxima Venezuela. Los empresarios, fueron los primeros en mostrar sus respetos al presidente electo y próximo mandatario mexicano. Hasta los eternos anónimos, como German Larrea.

Entonces en el caos, viene varias preguntas ¿se puede ser institucional?     ¿se puede seguir siendo disciplinado? ¿Se termino de plano la revolución? ¿se puede seguir siendo leal? ¿y que podrá más la necesidad y la lealtad? Y preguntas pueden salir mucho más, y de igual forma, cada quien dará su punto de vista, y puede ser distante uno de otro.

Vamos despacio, por ejemplo en Reynosa, el PRI fue aplastado, ya juntando las diputaciones federales de los distritos II y IX, y la alcaldía, el priismo no supera los 60 mil votos. Algo lamentable y poco honroso. El tsunami, se llevo todo y el tornado azul, termino de dar la puntilla final.

Ahora los escombros y pedazos de papel, están desolados, si para el priismo de Tamaulipas, el 2016, fue caótico, el 2018, fue sepulcral. Donde la historia marcara que de ser la poderosa aplanadora y partido hegemónico,  ahora será el partido necesario, solo eso, para que otros lo usen para sus fines políticos; así cambio el panorama del priismo local y estatal del estado.

Como las hienas, ahora los tricolores se disputan la carroña, y cada pedazo que sea comestible es peleado con uñas y dientes, nadie quiere soltar su espacio que aun tiene y mucho menos pensar de vivir de sus rentas y ahorros, el poder cuando llega es difícil de dejarlo, y eso pasa en el otrora partido poderoso.

La confianza y lealtad, ya no son reglas no escritas del priismo, ahora es sálvese quien pueda; donde sea y como sea, al fin de cuentas, la supervivencia es lo más importante, el 2019, vendrá muy pronto, y si el priismo sigue de pleito y comiéndose entre si, entonces no estará de más recordar, que aun se puede estar peor. Al tiempo.

De Aquello y lo demás…

Reynosa sigue su marcha, las condiciones económicas y sociales la ponen como la ciudad que más crece, la ciudad que más empleos genera, y la ciudad que más votantes tiene. Así es que bajo esas circunstancias, es Reynosa, la región más importantes de Tamaulipas.

La alcaldesa electa Maki Ortiz y el alcalde en funciones Alfonso Peña, están y trabajan con un objetivo común, darle certidumbre y celeridad a los proyectos de infraestructura, para que la obra publica, sea con orden y con un plan estratégico, que tenga como finalidad la rentabilidad por 20 o 30 años, algo que indudablemente necesita planeación y proyección de futuro.

En este sentido, la administración municipal de Reynosa, ha empatado criterios con el gobierno estatal que encabeza Francisco García Cabeza de Vaca, para hacer de Reynosa, una ciudad moderna y vanguardista. Así es que en ese sentido, los proyectos y obras serán en común acuerdo y eso habla muy bien del entendimiento y la buena coordinación, al final esto se vera reflejado en una comunidad más prospera.

chanorangel@live.com.mx

Share Button