Anwar Vivian Peralta: ave de mal agüero”

Share Button

Quienes nos movemos en el ambiente del periodismo y la comunicación, sabemos quién es quién. No es un secreto en el gremio quienes buscan vivir de los presupuestos públicos y quienes utilizan los espacios en los medios en los que se les permite escribir, para denigrar, amenazar y descalificar a quienes no les han dejado salirse con la suya. Y en esta colaboración me quiero referir al pseudo periodista, Anwar Vivian Peralta.

Este tipo ha sido, dice él, dizque periodista, dizque funcionario público, dizque candidato y en ocasiones intenta hacer las tres cosas y más al mismo tiempo. Imagínese nomás. Vivián Peralta busca cobrar donde sea, aunque naturalmente no desquite el salario, porque este sujeto de baja calidad moral, lejos de cumplir con las encomiendas o el compromiso adquirido, se dedica más a la intriga, a “echarle leña a cuanta gente le caiga mal”, porque esencialmente, es un mal agradecido y en consecuencia, “se convierte en un dolor de cabeza”, cuando no se le cumplen sus caprichos. Lamentablemente, este tipo se siente lo que naturalmente no es.

Anwar, este finísimo pelafustán, a quien le gusta que le digan licenciado, aunque no lo sea, porque hasta hoy en día nadie sabe que este tipo haya terminado una carrera profesional ni en donde, se coló como jefe de prensa en la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Reynosa, a donde llegó durante la administración de Juan García Guerrero, como gerente interino del organismo.

Y allí, Anwar Vivian Peralta se dedicó más a grillar al interior de la dependencia que a construir una imagen exitosa y profesional del organismo operador del agua. Y como varios de sus indebidos propósitos no se le cumplieron por no estar ajustados a los estatutos del organismo, y su trabajo fue realmente muy deficiente, este sinvergüenza, hizo sus berrinches y obligó a los directivos a despedirlo.

En Comapa-Reynosa, Vivian Peralta, lejos de haberse dedicado a hacer su trabajo periodístico, dedicaba más su tiempo a otro tipo de menesteres, como el proyectarse como político, porque también ha sido regidor y candidato a alcalde por el PRD e independiente en Río Bravo, donde vive, y donde fracasó de manera rotunda, porque este individuo, lleva por delante sus intensos desplantes a colonias, ejidos, organismos sociales y en donde se le da oportunidad de presentarse. Y como en el medio periodístico, “no lo ven con buenos ojos”, al tener como hábito ser un mentiroso, intrigoso y afecto al chisme barato y al infundio, y todo lo que “tenga olor a las acciones de mala-leche”, lo que hace con mucho gusto, por ser su estilo, y por esta razón la raza no le acepta.

Y hoy, como represalia, este pseudo-periodista, utiliza los medios en donde se le permite publicar para atacar, sin fundamento por supuesto, a sus enemigos. Lo mismo está haciendo con funcionarios de la COMAPA de Reynosa, que con la Directora de Comunicación Social del Ayuntamiento de Reynosa. Todo aquel que no le cumple sus caprichos y los de sus amigos, simplemente se convierten en sus enemigos e intenta descalificarlos, con muy malos resultados, por supuesto, porque a esta Ave de Mal Agüero, ya se le conoce entre el gremio. Roberto Rodríguez y Yenni Gandiaga están hoy en la mira de este pseudo periodista.

Su última aventura fue como jefe de prensa de la ex candidata a Diputada Federal Carmen Rosas, “La Inge”, quien despidió a este señor después de conocer sus trapacerías y abusos, realizados por supuesto a nombre de la candidata. El referido sujeto, le causó a la candidata problemas con varios representantes de los medios de comunicación, porque este Vivian, lejos de atender a los comunicadores y hacerles llegar la información y el material adecuado para desempeñar su trabajo, les hizo la vida imposible. A la candidata le generó confrontaciones y problemas con todos y eso más que ayudar en su propósito político a “la Inge”, la perjudicó. Y ello motivó que la abanderada panista se viera obligada a correrlo, para que ya no afectara más el trabajo de su campaña.

Anwar Vivian Peralta es ave de tempestades. A donde quiera que llega como funcionario, como pseudo periodista, como intento de candidato y político, incluso, como intento de dirigente partidista “casusa estragos y daños a quien dice pretender servir”. Ha sido priísta, panista, perredista independiente y de nueva cuenta priísta. Su estabilidad política es digna de ser presumida.

Desgraciadamente, este insensato sujeto, a donde aterriza, siempre intenta poner las cosas como le gustan a él, y cuando su trabajo no le parece a su patrón o a quien lo contrata, “al estilo contumaz traidor” obra por atacar a su propio jefe o ponerlo en mal con los medios de comunicación. Eso hace el insensato y él lo sabe y lo sabe bien. Y al final se convierte en su más férreo enemigo. Ese es su estilo.

Adicional, el tal Anwar Vivián, presume “voz en cuello”, que cobra jugosos convenios en varias dependencias públicas, amedrentando a los funcionarios y haciendo uso de facturas que no son de él, sino de compañeros comunicadores a los que, además los engatusa ofreciéndole un apoyo económico por el documento prestado, y lo peor es que al final no se los da. Este es el caso de Renato Lucio, quien ya ha denunciado el proceder de este tipo, y de cuyo tema hay un evidente caso en Rio Bravo del cual pronto daremos amplia cuenta.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónicohipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

Share Button