TAM recicla, creando conciencia de cuidar el medio ambiente

Share Button

Ayer el Secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente del Gobierno de Tamaulipas, Gilberto Estrella Hernández, presentó el Programa TAM RECICLA, el cual tiene como objetivo reciclar papel y evitar con ello que dicho papel se convierta en una fuente de contaminación, se vaya a la red hidráulica, a los canales de agua, a los tiraderos a cielo abierto, y que contamine el medio ambiente, pero es más ambicioso, en el buen sentido de la palabra, porque este programa quiere evitar que esa basura llegue a los accesorios hidráulicos y los tape y cada que llueva las calles se conviertan en verdaderos canales venecianos, con los riesgos que ello implica y las molestias que los encharcamientos generan para las ciudades y las familias.

Y es que lamentablemente, la sociedad no estamos tomando con seriedad temas como el cuidado de nuestro medio ambiente ni el cambio climático. Primero, se denomina contaminación ambiental a la presencia de componentes nocivos, ya sean químicos, físicos o biológicos, en el medio ambiente, que supongan un perjuicio para los seres vivos que lo habitan, incluyendo a los seres humanos. La contaminación ambiental se origina de la actividad humana, como la emisión irresponsable a la atmósfera de gases de efecto invernadero o la explotación desmedida de nuestros recursos naturales.

El efecto invernadero es un proceso natural que permite a la Tierra mantener las condiciones necesarias para albergar vida: la atmósfera retiene parte del calor del Sol; sin el efecto invernadero, la temperatura media del planeta sería de 18 grados centígrados bajo cero. Y por la forma en que está compuesta la atmósfera por diversos gases, éstos en la proporción adecuada, cumplen su cometido. Sin embargo, el problema surge cuando las actividades del ser humano aumentan la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera y ésta retiene más calor del necesario, provocando que la temperatura media del planeta aumente y se produzca lo que popularmente llamamos calentamiento global.

El crecimiento de la población tiene que ver con este grave problema. En la Revolución Industrial allá por el año de 1750, había menos de 800 millones de habitantes en la Tierra y hoy somos más de 7,500 millones. Por ello, el consumo de recursos cada vez es más desmedido y el aumento en la demanda y producción de energía, obtenidas mayoritariamente a través de combustibles fósiles, han provocado que el planeta haya entrado en lo que parte de la comunidad científica ha denominado el Antropoceno: la nueva era geológica motivada por el impacto del ser humano en la Tierra.

¿Andamos mal en México en términos de contaminación ambiental? Si. Y mucho. Después de Brasil, México es la nación más afectada por los altos niveles de PM10, que es material particulado procedente de los gases emitidos por los vehículos y las fábricas, el ozono, que supera un 15% las cifras permitidas por la Organización Mundial de la Salud, y el dióxido de carbono, en donde las ciudades de México y Guadalajara destacan negativamente por su alta concentración.

Le ofrezco algunos datos que pintan el problema de la contaminación de cuerpo entero: Estados Unidos de América tiene casi el 5% de toda la población mundial. Sin embargo, utiliza el 25% de todos los recursos de la Tierra y produce el 30% de toda la basura en el mundo, lo que lo convierte en el país que más contamina.

También, cada año, 6 mil millones de kilogramos de basura son arrojados a los océanos. La mayor parte está constituida por plástico, material que provoca la muerte de más de 1 millón de aves, 100.000 mamíferos e innumerables cantidades de peces y crustáceos, cada año. En promedio, por cada millón de toneladas de petróleo que se transporta en los océanos, cerca de 1 tonelada se derrama en el agua.

Cada 8 segundos muere 1 niño por causas relacionadas con el consumo de agua contaminada. Sólo en India, se estima que por día mueren 1000 menores de edad por el consumo, la exposición prolongada o enfermedades relacionadas con la contaminación del agua.

El aire de la ciudad de Beijing, o Pekín, capital de China, está tan, pero tan contaminado por las actividades humanas, que respirar allí implica exactamente los mismos riesgos que fumar 21 cigarrillos por día. Peor aún es la situación en Bombay, India, donde respirar durante 1 día equivale a fumar 100 cigarrillos, según los expertos.

Según los últimos estudios relacionados con la contaminación del aire a nivel global, 1 de cada 8 muertes en el mundo entero tienen que ver con la contaminación en el aire y 3 millones 400 mil personas, en el mundo entero, mueren cada año por afecciones relacionadas con el agua contaminada.

Según la Organización Mundial de la Salud, sólo en la ciudad de México D.F., hay un millón de personas con enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación del aire en la ciudad. Y por las mismas razones, cada año muere un promedio de 6,400 personas en la capital de México.

En cuanto a la basura, en México se recolectan diariamente 86 mil 343 toneladas de basura, lo que equivale, más o menos, que cada habitante en México generamos 1.2 kilogramos de residuos sólidos al día, es decir, 438 kilogramos al año. De esa basura el 87% se tira en basureros a cielo abierto y sólo 13% en rellenos sanitarios, lo que contamina enormemente nuestro medio ambiente, vasos lacustres, ciudades, zonas rurales y océanos.

Más de la mitad de basura que se genera en todo el país se recolecta en sólo siete entidades: Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco, Guanajuato, Estado de México, Veracruz y Tamaulipas, con el 3.7%, lo que significa que nuestro estado recoge 3,175 toneladas de basura al día. Y sólo 5 entidades separan la basura en casa: Querétaro, Jalisco, Nuevo León, Distrito Federal y el Estado de México.

Así de grave está la situación de la contaminación en México y en el mundo. Y por ello alguien debe empezar a tomar acciones hoy, pero acciones con dirección y con sentido. No medidas de papel. Acciones que permitan concientizar a nuestra sociedad de la importancia de no tirar basura en las calles, importancia de separar la basura, la importancia de reciclar, la importancia de querernos a nosotros mismos y a los demás. Y por ello es tan importante este proyecto de TAM RECICLA, que invita a la comunidad escolar de los niveles básico, medio superior y superior a reciclar alrededor de 4 mil 786 toneladas de papel al año.

Para ello, el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente presentó la convocatoria y las bases para ganar premios en especie hasta por un monto global de 2 millones 70 mil pesos en beneficio de las escuelas. Con esta acción, Tamaulipas se convierte a nivel nacional en pionero en este renglón, por ser el primer estado que emprende este programa de reciclaje completo en beneficio del medio ambiente, lo que redundará en la calidad de vida de la población de las presentes y futuras generaciones.

La Campaña Permanente de Reciclaje de Papel TAM Recicla impulsada por el Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca tiene como propósito fundamental concientizar a la población y reducir los gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático.

Dentro de los principales beneficios se encuentran los siguientes: 1) evitar la tala de alrededor de 81 mil 362 árboles; 2) ahorro de 129 millones de litros de agua; ahorro de alrededor de 19.6 millones de kilowatt-hora y dejar de emitir 14 mil toneladas de gases de efecto invernadero en Tamaulipas.

Las escuelas que deseen participar de manera voluntaria deberán registrarse en la plataforma digital www.tamaulipas.gob.mx/tamrecicla. El material que se puede reciclar es el siguiente: periódico, bolsas de papel, cuadernos, libretas, carpetas, libros, cartulinas, hojas, sobres, folletería y revistas, aclarándose que “no se puede reciclar papel plastificado con pegamentos, fotografías, servilletas y papel sucio de cocina o baño”. La fecha límite de la convocatoria para el registro vence el 30 de noviembre de 2018. Así pues, en el tema del cuidado del medio ambiente, hay que pasar de las palabras a los hechos. Y eso lo estamos haciendo en Tamaulipas.

1. Por cierto, que Mario Leal Rodríguez, titular de la Unidad Ejecutiva de la SET, es el mismo soberbio de hace 15 años, no cambia, no progresa, no conoce lo que es la humildad. En momentos cuando lo escuchaba, me imaginaba que ya había nuevo Secretario de Educación en Tamaulipas, pero no, fue sólo una pantalla, fue sentirse lo que no es. A este señor Leal hay que compartirle píldoras de ubicatex para que ponga los pies en la tierra.

 

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX.

Share Button