El Covid sacó la creatividad de un grupo de personas extraordinarias en Reynosa.

Y es así como crean la granja Especial Tamaulipeca “Mi Esperanza”.

Por Norma Sánchez

Ciudad Reynosa Tamaulipas,. 06 de noviembre de 2020.Lo que al principio pudo ser una pandemia que durara solo algunas semanas, vino a prolongarse por alrededor de 8 meses en México.

La afectación, ha provocado que cientos o miles de familias pierden a uno o varios integrantes  por el contagio del COVID 19 y hablar de la economía, esta sigue por demás deteriorada y para la gran mayoría, han visto cómo hay negocios cerrados, quebrados y en consecuencia mucha gente desempleada.

Ahora,  imaginemos este mismo escenario en una familia donde hay personas discapacitadas que tienen necesidad de ser útiles y aportar para el gasto diario, pero les resulta bastante complicado.

Esto es lo que sucedió con quienes participan del Núcleo Solidario de Discapacitados Productivos, por varios meses.

La crisis les pegó bastante fuerte que les provocó además de todo lo antes citado, una terrible depresión.

Rocio,Maria, Elliot, Socorro, Adrián y Elias fueron parte fundamental para motivar a la presidenta de la Fudación, Cirina Herrera Valladares para que sacara un préstamo en Compartamos Banco y así lograr la construcción de un gallinero en el cual poco a poco han logrado mantener 40 gallinas ponedoras, las cuales ya están dando resultados.

Debido a las bajas temperaturas muy comunes en esta temporada en ciudades de la frontera como Reynosa, se vieron obligados a proteger al máximo este sitio que se ha convertido en su principal fuente de empleo, explican al momento de maniobrar con su silla de ruedas, bastones y demás, porque algunas de estas personas son ciegos, están sin extremidades o cuentan con discapacidad intelectual, explica Ciri, como le llaman de cariño a la líder de este grupo.

“ Nos sentimos orgullosos porque poco a poco este proyecto ha ido creciendo y permite que quienes participan puedan asegurar principalmente el alimento en sus mesas y como dicen ellos, apoyar a su familia, porque déjenme decirles que hay personas como Rocío que tienen hijos”.

La granja traspatio se ubica entre las calles San Luis Potosí con Zacatecas 1177, de la colonia Los Muros y está muy bien acondicionada para recibir más gallinas y lograr beneficiar a más personas, esto gracias a benefactoras como Elizabeth Dueñas y la asociación de esposas de abogados, la primera hizo donación de láminas y las segundas en mención han apoyado con gel antibacterial para que las medidas sanitarias sean aplicadas de forma correcta para el bien de todos.

Entusiasmada Ciri Herrera y los socios de esta granja abren las puertas del lugar para que la gente acuda y les compre huevo organico, de buena calidad y a precio accesible.

Share Button

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *